Piezas cerámicas para el Hotel Ohla

05.03.2019 Technology
Technology

Diseñado por el arquitecto Daniel Isern, el nuevo Hotel Ohla Eixample se encuentra en el corazón del barrio del Eixample de Barcelona, en lo que fue un edificio de oficinas en los años 70.

La fachada es única en el uso de la robótica. “Con la ayuda de Cerámica Cumella y el IAAC hemos inventado un algoritmo que utiliza el sonido para crear una plantilla que un robot graba en la superficie de la baldosa cerámica mientras se extruye. Este proceso nos permite crear un número infinito de piezas, cada una única y diferente pero todas con las mismas líneas. Para esta pieza elegimos “Vivaldi Recomposed” de Max Richter, que, como nosotros, toma algo del pasado (en el caso de The Four Seasons de Vivaldi) y lo actualiza”, dice el arquitecto Daniel Irsen.

Más de 800 piezas de diferentes tamaños conforman un gran rompecabezas de módulos cerámicos verticales, desdibujando el orden y el número de plantas. Este sistema se ha utilizado para crear el gran mural de cerámica que cubre toda la planta baja. La fachada cubre desde la recepción hasta el restaurante Xerta, pasando por la cafetería y el salón de cócteles.

En este vídeo se muestra cómo se hicieron estas piezas.