Restauración de la Torre Arcobaleno

16.04.2019 Work
Work

Durante las obras del nuevo Portal Garibaldi en Milán, a principios de los años 60, se construyó una torre de agua en hormigón y cerámica. Hoy día, la restauración de la Torre Arcobaleno protagoniza el skyline que da la bienvenida a los visitantes, mostrando la actitud creativa de la ciudad.

La primera renovación de la infraestructura, que remite a los orígenes artesanales de la industria cerámica italiana, se realizó en el marco del Campeonato Mundial de Fútbol de 1990. De este modo, 100.000 azulejos de cerámica en 14 colores diferentes transformaron el edificio en ruinas en un símbolo de la ciudad. Veinticinco años después, coincidiendo con la Expo 2015, se realizaron nuevamente obras de restauración para que el edificio pudiera brillar en todo su esplendor.

El equipo Original Designers 6R5 Network fueron responsables tanto del diseño de la intervención en los años 90 como de su reciente rehabilitación. Además, la restauración de la Torre Arcobaleno forma parte del proyecto Wonderline, que vincula el arte y la arquitectura mediante temas como el color y la tradición.

 

Restauración de la Torre Arcobaleno